Escribí a:

Escribí a: al.coll@yahoo.com.ar

domingo

Calandria

Después de volar por sobre las enigmáticas y fabulosas líneas de Nasca nos fuimos a una breve visita al acueducto de Cantalloc y su impresionante ingeniería.
Estos fantasticos acueductos, llamados puquios, tienen partes en forma de zanjas o acequias y otras con galerías subterráneas por donde corre el agua que habrá de regar los sembrados con un sistema único de irrigación.

En su recorrido los puquios tienen ojos o pozos de ventilación construidos con rocas apiladas en forma de espiral que sirven para la oxigenación y permiten ingresar para la limpieza de las galerías por donde circula el agua.

En esa siesta de sol pleno me encontré con una pareja de calandrias.